Hola amigos y amigas de aquí, allá y más, más allá. Les contamos que a pocos días de la llegada del mes de junio, salimos de Grecia, calurosos, para adentrarnos sigilosamente a un lugar tan grande como increíble: TURQUÍA. (Lo extraño es que aprendemos en medio de un fuerte verano europeo mientras en nuestra sala estamos de bufandas. El cambio de estaciones: la tierra, con su rotación y traslación se nos presentó de “ciencia ficción”, es mágico pensar como un cumpleaños es una vuelta al sol, que mientras acá hace frío otr@s sufren calor, un@s duermen otr@s se levantan y cómo todo se traduce en una inmensa diversidad…ese es capitulo aparte)

Decíamos: – “¡¡Turquía!!!… ¿Turquía?”; Ivana, nos decía: “Turquía”, muy suavecito y cerrando a medias los ojos, casi misteriosamente como buscando comprender algo. Así nos fue contando los cambios: nuevos aromas, miradas,vestimentas, silencios sagrados y voces que nos devuelven sonidos que cuestan entender, aprendiendo sin embargo que el lenguaje es mas que el habla. La voluntad de comunicarnos logra pasar las barreras idiomaticas o ¿será que nuestra amiga Ivana gesticula muy bien?, no sabemos, lo cierto es que seguimos en el camino, ahora junto a dos amigos más: Philipp y Cesar , que hacen el andar mas liviano, alegre y posible.

Llegamos en medio del “Ramadan”. “¿El qué?”- “el Ramadan: momento sagrado para el mundo Musulmán, estas poblaciones leen un libro llamado Coran y al igual que nosotrxs tienen días de celebraciones, sólo que hacen grandes ayunos”. -“¿no comen nada de nada?”- “NADA, desde que sale el sol hasta su caída…los Musulmanes responden a las enseñanzas de Mahoma, que al igual que Jesús y Moisés les dejo un gran legado, palabra de Alá o Dios, que debe ser respetada. Al recordar sus orígenes religiosos se persignan cinco veces al día, limpiándose previamente y en posición hacia Arabia”.- “¿entonces?”, – “entonces, saber que en estas tierras prevalece una cultura diferente, pero no por eso menos interesante”.

“¡CÓMO EN LA NOVELA!”

“-éste se parece al de la novela”. La lista empieza: “Moisés”; “El Sultán”; “Huerfanas” y más. Parece que en nuestro país, Argentina, las novelas turcas son muy bien recibidas, nosotrxs pudimos hacer nuestros propios personajes “fusionados”, tratando de reflejaralgunas imágenes y tradiciones turcas, aunque mezcladas con algo de latinas, el resultado fue un “crisol de culturas” o mejor “un cambalache”.

Tratando de comprender, lo primero que nos sorprende es que Turquía pertenece a “dos continentes”: Europa y, más grande aún, Turquía Asiatica. En el medio, uniendo y diferenciando, contendiendo el encuentro de las diversidades conocimos a la gran ciudad de Estambul (antes Contantinoplas).

A través de una historia de amor y poder, “Hurrem Roxelana y Solimán El Magnifico”, supimos de las presiones e intensiones que existían sobre ésta ciudad estratégica de Turquía y que le dieron una identidad diferente. Aquí lidiaron cristianos con el Imperio Otomano, quienes finalmente reinaron por mucho tiempo.

Roxelana fue la primera sultana del Imperio, llegando como esclava para formar parte del harén del Sultán Selim I; con su cabellera colorada y su alegría pronto enamoró al Soliman El Magnifico, nuevo Sultan, quien, contra todas la reglas, la convirtió en suesposa, ocupando ella un lugar de privilegio. Las crónicas cuentan que fué Roxelana una mujer importante y muy influyente en las decisiones del Imperio.

Estambul: tan majestuoso como ruidoso.

Como marca la tradición, el café es una bebida que nos inunda con su perfume, pero también nos puede contar del destino y nuestras vidas. Es sabido que en Turquia se leen la borra de café y las cartas. Las mujeres llevan largos atuendos y sus mercado ofrecenhermosas telas. Existe un talismán que llega hasta nuestras tierras y desconocíamos su origen: “el ojo turco” (muchas veces lo vemos en las Manos de Fátima). El ojo es para ahuyentar los malos augurios y el mal de ojo. Siempre es bueno tener uno cerca o reglar a quienes queremos.

Nosotrxs acompañamos el café con un turrón que hicimos rápidito para compartir luego con las familias.

Finalmente, tras un día largo, de muchas producciones casi como una fiesta, enrollamos el mapa, miramos un poco el horizonte a seguir que prendidos al andar de Iva, con sus sueños y nosotrxs a cuesta, nos ponemos livianitos y nos dejamos llevar.

Capadocia I

Seguimos aquí, los y las exploradoras a pleno!

Pues aprender, preguntar, desear, buscar, amar, todo nos suena a movernos y animarnos a los desafíos. Mas aún si contamos con una personita que no para de invitarnos a investigar nuevos y mágicos lugares.

Antes de vestirnos de geólogos, en esta primera parte de la investigación, necesitamos recargarnos de energía, encontrando en el desayuno “turco” una “suculenta” y “diversificada” dosis de alimentos.

Debemos confesar que la preparación del desayuno compartido, de este momento divino de encuentro, es donde descubrimos y vivenciamos la diversidad cultural a partir de alimentos desconocidos o conocidos pero preparados de diferentes modos, o impensado en determinado momento del día. Esto último fue la discusión de hoy: ¿Qué? (…) ¿Huevo a la mañana?!!!!… “mmm, creo que me va a doler la panza” y finalmente: “faaa, estoy re llena”.

Claro, sepan ustedes que como todo explorador- exploradora somos valientes y no decimos fácilmente “sí”, pero el “no” determinante y sin cuestionar carece de posibilidad para nosotrxs.

Aquí la receta enviada especial para nuestra propia producción, la compartimos para que otrxs se animen.

La presentación y disposición de los alimentos es tan importante como su preparación; encontramos en esta actividad un acto de amorosidad que vale la pena considerarlo. Iva nos muestra su mesa compartida con la familia que los recibió junto a Philips en la ciudad de Kayseri, Turquia.

Bella mesa que nos llevo a preguntarnos: “¿Porqué sentarnos en el piso?”; “¿Qué comen el resto del día?”; y curiosidades: “¿Cómo son los baños?”.

Marcos Polo tenía nuestra edad, siete años, cuando comenzaba a viajar junto a su padre y tío por estos lugares de la tierra, pensamos que no serian muy diferentes ahora, Turquía era una zona de paso, de comercialización, de descanso, de conflictos, turbantes y cruces. Perooo, Ivana nos introdujo en una región tan misteriosa con “ciudades subterráneas” e imágenes “lunares” sobre la superficie. Para comenzar a desandar estos lugares color ocre, viajamos en el tiempo millones de años para comprender como se forman.

Los volcanes fueron los actores principales de este gran escenario, para eso nos sumergimos en el mundo de la geología.

Este video nos acerco al tema:

Pero experimentar es nuestra forma, aquí nuestros volcanes

Explotar…¡Prueba uno! :

La verdad es que la invitación a investigar por parte de Iva es una tarea intensa y de múltiples dimensiones, por eso decimos:

CAPADOCIA, parte una,CONTINUARÁ…


Share