Dejar atras el maravilloso altiplano con yacs, comiendo nada, por doquier, donde está enmarcado Alichul, fue fácil, liviano, y cuando eso sucede parece que el cuerpo decide destinar más energia para los pensamientos. Este sitio es el marco de una puerta que te abre paso a pensar en la evolucion de las especies, del ser humano como individuo y como parte de una sociedad, adaptacion, elecciones, simientos profundos, fortaleza, austeridad. Mientras pedaleaba los 105 km para llegar a Murgab, pensaba en la contundecia de plantarse, de dejar de moverse todo el tiempo, aprender a criar animales, acumular, y siglos más tarde evolucionar y decidir hacer un hostel en tu casa para pasar mejor el invierno, aprender un poco de ingles, instalar algunas lucecitas de led y nuevamente soltar lo único que conocias, en ese lugar con vientos terribles, donde la nieve bloquea tu puerta. Acá si no tenes un buen simiento y encadenado, no sólo te vuela el viento, sino que soportar ese crecimiento puede ser imposible.

Processed with VSCO with preset

Murgab, Murgab, la ciudad con bazares, banco, restaurantes, senal, luz y agua caliente para ducharse!! Pues nada…, no hay calles, solo callejones entre las casas, en los que de noche tenes que ir con linterna si o si, el agua sale un par de bombas publicas, algunos mas avanzados tienen termotanques solares, otros a lena, pero lo cierto es que no hay agua corriente como para tener agua caliente en tu casa, no hay wifi y los bazares son un grupo de conteiners con cosas varias a la venta. Aqui tuvimos que estar 6 dias, debido a la diarrea de Philipp, la verdad que es más caro de lo que habiamos pensado, es que en los ultimos tiempos hubo una explocion de turistas europeos, y es logico que un senor que debe cargar a mano el agua de tu ducha y hacer fuego para calentar tu habitacion cobre mas caro. En esta ciudad encontramos varios turistas, todos ellos en camionetas, ya no quedaban ciclistas, era muy tarde para eso, cada vez que alguien veia las bicicletas se sorprendia, sobre todo los locales. Tomando te para calentar el cuerpo vimos llegar a Michael, lo mirabamos desde adentro y dijimos a duo “parece ciclista, y latino!!”, no es latino pero es hipanoparlante, llegó muerto de frio y cansancio. Despues de un abrazo nuestro primer dialogo fue el siguiente:

  • (iva)- Che, nosotros vinimos tan tarde porque tuvimos problemas en Iran, y eso nos demoró, y no estaba en las opciones abandonar sólo por la llegada del invierno. Pero vos… por qué viniste tan tarde??
  • (Michael)- pues porque soy un idiota!!!

Era muy tarde y todos lo sabiamos, nos habian informado que más adelante los pasos estaban llenos de nieve, que armar nuestras carpa era imposible por la nieve, que habia barro por el hielo derretido. Pero segun nosotros solo nos quedaba un solo dia más duro, que seria pasar el Ak-Baital, cuyo pico de 4650 msnm. estaba a 75 km, lo que implicaba subir más de 1000 metros e intentar bajar para no dormir en la altura, sabiamos de una casa a 2,8 km. antes del tope, pero implicaba dormir alto, y la proxima opcion era pasar el tope y dormir en unas Yurtas (nómades) a 12 km del paso. Michael se sumó a nuestro plan de intentar hacer todo en un solo dia. Salimos lo más temprano que nos permitió el sol, con toda la adrenalina y emocion que requiere enfrentar el dia mas duro de tu viaje, al principio volamos, despues de 40 km estabamos seguros de que lo lograriamos, pero los ultimos kms. fueron muy dificiles, la altura nos estaba matando y decidimos dormir antes del paso y enfrentarlo al otro dia. Pasamos la noche con una familia que vive ahi en medio de la nada, haciendo fuego solo con excremento de yac, sin muebles, sin banos, pero con una sonrisa y una curiosidad enorme. Estando ahí, calentitos, sabiendo que solo nos quedaba subir 200 msnm, pensamos que ya habiamos hecho lo mas dificil, el senor de la casa nos confirmó que habia mucha nieve del otro lado, nos dijo que el peor tramo serian esos 30 km de tierra de nadie (no pertenece a nadie), pero pensamos que serian de bajada, asique ya estaba hecho lo peor, y con esa idea nos fuimos a dormir. Arrancamos temprano, y despues de 1 hs. llegué a la cima (si, tardé una hora en hacer 2,8 km.), me sentia un pajaro, nunca habia estado tan alto, y mirar la bicicleta me hacia tomar consciencia de que habia llegado pedaleando, que habian pasado 8 meses desde ese primer dia en Barcelona, un ano desde que empece a hacer mis propias alforjas, y que en ese momento me decia a mi misma “sabes que flash llegar a China con tus alforjas hechas a mano!”, esos sentimientos eran más fuertes que el viento que corria, y a pesar de tener las manos congeladas me hice tiempo para sacar fotos y gritar varias veces!. Lo que no sabia era que la bajada seria lo mas duro, despues de dos km, tuve que parar a calentar mis manos y por primera vez me largué a llorar de dolor, es que nunca me habian dolido asi las manos y los pies, nunca me habia matado tanto piscologicamente el hecho de no poder avanzar más rapido y salir de ahí. Despues de varias paradas para calentarnos decidimos buscar las Yurtas y calentarnos ahí, ya era el medio dia y habiamos hecho solo 9 km, estabamos ansiosos por llegar y calentarnos… Resulta que ya no estaban, ya los habia corrido el frio, y no nos quedó otra que seguir hasta karakul sin parar. Lo logramos, atravesamos esas vistas increibles, y ya con el solcito de la siesta pudimos disfrutar más. Noche calentita analizando el camino que quedaba, eran dos subidas, la frontera para salir de Tajikistan, 30 km de tierra de nadie, la frontera de Kirguistan y finalmente Sary tash. Despues de mucho discutir decidimos intentar hacerlo en un solo dia y descansar ahi.

Mi rodilla estaba bastante mal, desde la primer nevada venia doliendo, pero en este punto ya el dolor era muy fuerte, por lo que decidí no sufrir mas de lo debido, y hacer lo que pudiera, si no lograba llegar a Sary Tash, no pasaba nada. Haciendo uso de un aceite magico que tenia Michael, logré hacer las dos subidas, y encontrar un agujero en la frontera con China!! no dudé un segundo en pasar y sacarme una foto del otro lado! aunque en ese momento la sensacion de llegar a la meta, no se hizo presente, me hicieron falta abrazos para eso, pero fue muy feliz!

Despues de consultarle a Philipp si yo seria capaz de no matarme de un golpe en la nieve, y recibir varios consejos para evitar eso, me dispuse a llegar!! Fue helado, pero mi mente y mi cuerpo alcanzaron un equilibrio entre concentracion y relajacion, que me permitieron hacerlo rapido, con cuidado, sin caerme, y ser inmensamente feliz en ese paisaje sublime. Cuando mi cuerpo se relajó y captó la tecnica para no caer en la nieve, otra vez apareció la tormenta de pensamientos, pero esta vez eran como gritos en mi mente, sentia euforia. Eran oraciones sueltas, que decian cosas como “viste… llegué!, nada es imposible!, GRACIAS!!!!, mirá donde estoy!, si queres sangre te presto (frase de mi abuela)!”. Despues logré bajar y pensaba en aquellos que me dijeron que era imposible, en si ya se habrian enterado de que era imposible para ellos, no para el resto. Y en aquellos que por no conocerse, creen en la palabra negativa de quienes “saben más”, sin saber, que tal vez, sean unas pobres personas que necesiten hacerle creer que es imposible, para sentirse superiores, y así dejan morir un sueno. En aquellos que crecen con la idea de que hay que tener “algo” especial para hacer ciertas cosas. A todos aquellos sonadores les digo que NO!

No hay que tener nada “especial” para lograrlo, lo necesario se aprende en el camino! No hay edad, ni genero para sonar! No hay que dejar nada, solo se redireccionan las cosas! No hay que sufrir un trauma para salir a buscarlo! No hay nada tan definitivo, siempre tus elecciones y caminos se pueden cambiar! No hay nadie que te conozca más que vos! No hay sitio del mundo en el que seas libre de tus pensamientos o sentimientos. No, no podrás escaparte de ellos! No hay fuerza más grande que la volutad. No hay que demostrarle nada a nadie, porque aca lo que importa es vivir. No hay como la tranquilidad de ser consecuente con tus actos.

Por todo esto, cuando intentando hacer los ultimos 180 km para llegar a Osh, me caí en el asfalto congelado, y mis rodillas no me dejaron avanzar, me sentí feliz de poder decirme a mi misma “Iva, acá lo importante es disfrutar MUJER! Sufrir más de lo debido por un fundamentalismo infundado, es para tontos, y vos hermana… vos ya tenes todo un camino que te enseno un monton de cosas, asique retirate siendo feliz, hacé dedo, trata de disfrutar la charla con algún conductor Kirgui, y llegar a la ducha lo más rapido que puedas!!!! Esa era la prueba de que habia crecido, de que habia vivido un camino, una dirección, con los sentidos puestos en el aqui y ahora, y no en la meta!

Fue así que terminé los pamires, feliz, orgullosa de mi misma, firme en mis convicciones, y evoluciones, mirando fijo la pantalla del celular para tratar de sentir más fuerte el amor de los mios, que siempre estuvieron ahí!

Insisto en que me faltan abrazos para sentir que llegué a la meta, y eso tambien me hace reflexionar sobre ese concepto y si es realmente importante. Pero eso es otro tema, por ahora me espera un mes de aventura en Europa antes de volver a casa. Cuando reciba todos esos abrazos que me faltan les hare una entrada contando lo que se siente llegar.

Share
Categorías: El viajeSin categoría

iva

mujer, cicloviajera, aventurera, bioquimica.

4 Comentarios

edgardo · 13 noviembre, 2019 en 9:58 am

QUE HERMOSO IVANA FELICITACIONES Y ADELANTE

    Ivana · 15 noviembre, 2019 en 7:38 am

    muchas gracias por pasar a leerme y por tus palabras!!!

Nanci Bürgi · 18 noviembre, 2019 en 11:02 pm

Felicitaciones Ivana!! Te sigo en tus comentarios y te admiro!!! Sos lo más!!! Adelante!!!

Carina · 26 noviembre, 2019 en 3:55 pm

Me fascina leerte, seguirte, feliiicidades por tu nuevo logro!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *