Con los pequeños exploradores, viajeros de este mundo, nos animamos a mirar e investigar que nos ofrecen los lugares por donde Ivana pasa con su bicicleta, nos bajamos de las alforjas para poner una pregunta, por ejemplo: ¿que hora es aca? O ¿Qué personaje, sea artista, poeta, inventor, podemos conocer para jamas olvidar estas tierras?. Y así vamos, por momentos nos perdemos en los encantos y riquezas de cada lugar para que de lejos Ivana nos vuelva a chiflar en un llamado de reencuentro.

Aquí nuestro trayecto de viaje, viaje de aventuras y aprendizajes, al igual que Iva:

Italia nos devolvió un hermoso personaje, increíble pintor mas aun genial inventor: una mente con todos sus engranajes y poleas…LEONARDO DA VINCI.

Al igual que nuestra guía inspiradora en este viaje, nuestros aprendizajes son con todos los sentidos, dispuestxs arriesgar, jugar y entendiendo que hay mucho allí por encontrar.

Encontramos el taller de Leonardo Da Vinci en el Jardin de los Niños, ciudad de Rosario, Santa Fe:

Muchas veces hablamos de los sueños: ¿Qué es y porque soñamos?, ¿Con qué soñamos?; eso fue lo primero que tuvimos que desandar en el inicio de nuestros caminos y esas mismas preguntas nos siguen acompañando para reforzar decisiones, frustraciones, afrontar cambios, aprender con amor abiertos a las diferencias. ¡Que bueno que soñar es tan viejo como nuestra humanidad!

Leonardo Da Vinci fue la primera persona en el mundo que pensó en la posibilidad del vuelo tripulado. Sus manuscritos dan cuenta de sus observaciones sobre el mecanismo del vuelo de los pájaros y los murciélagos y contiene descripciones y dibujos de máquinas volantes propulsadas por fuerzas humana. Nosotros y nosotras nos subimos a sus sueños…”la máquina de volar”

Entonces, un sueño: ¿puede hacerse realidad?, ¿Qué hay de los inventos o de quienes piensan en cosas antes in imaginadas? Vale decir que muchos pasan por locos y locas de la época, a veces censuradxs. Pudimos ver cómo Leonardo Da Vinci escribía en códigos secretos para resguardar sus pensamientos, pero como toda idea o pensamiento es una fuerza tan viva que, por suerte, tienden a resistir y buscar la luz llegando a nosotrxs, la enseñanza es no dejar de imaginar, jugar, dibujar, observar para soñar que se necesita y,quizás, construir un mundo mejor.

Shuuuu, silencio!!!!! se escucha lejos ya el silbido de Ivana que nos invita a subir y seguir. ¿Sabrá ella que algo de este viaje le debemos a Leonardo Da Vinci? Pues entre sus prototipos se han encontrados diseños de bicicletas, fueron encontrados en un manuscrito llamado Códice Atlántico y guardado en la biblioteca Ambrosiana, Milán. Seguro a él le debemos la ideas de propulsión de las bicis, por sus sistemas de cadenas y engranajes…engranajes que deseamos no dejen de funcionar porque allá vamos!

Share